Marruecos es un país con una rica cultura y civilización. Es un lugar especial, un país de enorme diversidad, tanto paisajística como cultural. Es un pueblo que ha sabido convivir con el turismo que, en muchas ciudades, es el principal ingreso de sus habitantes. Su gente es acogedora y ha aprendido a integrar otras culturas, principalmente occidentales, a la suya, a pesar de las enormes diferencias.

Es un país hermoso, lleno de contrastes, en el que podemos pasar de ciudades superpobladas e industrializadas a pequeños pueblos donde parece que el tiempo no pasa.

Su contraste también es paisajístico: playas (algunas salvajes, otras en la misma ciudad), impresionantes cascadas en el corazón de las montañas, ciudades imperiales, montañas verdes y un desierto, el Sahara, la zona árida más grande del mundo.

En los viajes a Marruecos, además de sus bellos paisajes y espectaculares ciudades y pueblos, podrás disfrutar del sol, la arquitectura árabe, la cultura árabe y bereber, y su gastronomía de gran riqueza y diversidad, así como la práctica de diversos deportes: trekking, surf, sandboard, etc.


Todo lo anterior, unido a su buen clima (suave y cálido durante los meses de primavera y otoño) han convertido a Marruecos en un atractivo turístico, tanto para los árabes de la zona como para los turistas de otros países.
Con nuestras rutas tendrás la oportunidad de disfrutar de algunas de las joyas más hermosas de todo el país.

Tour privado por el desierto desde Marrakech

Tour privado desde Fez